RECETA PARA BOMBONES CASEROS RELLENOS


Qué regalo podría ser más especial para la persona que más amas que unos chocolates rellenos hechos por vosotr@s mism@s. No se necesitan muchos ingredientes y es más fácil de lo que os pensáis. Así que... ánimos! Vamos a intentarlo.

Necesitaremos moldes para chocolate o bombones. Estos moldes pueden ser de plástico rígido o de silicona y vienen en infinidad de formas. Nosotros hemos optado por un molde clásico de plástico rígido, ya que es lo bastante profundo para aceptar cualquier tipo de relleno.

Es muy importante la calidad de los ingredientes que utilicemos. Mientras mejor sea la calidad del chocolate, mejores serán los resultados.

Receta y paso a paso para elaborar Chocolates Rellenos (aprox. 24 uds):

Ingredientes:

Para los chocolates:

100 gr. de chocolate blanco Napal o Candy Melts (para decorar)

Para el relleno:

150 ml. de nata vegetal
Unas gotas de aroma concentrado al gusto o 1 cucharadita de aroma en pasta al gusto


Preparación:

Lo primero que haremos será preparar el relleno, ya que debe enfriarse por lo menos 2 horas. Colocamos el chocolate en un bol apto para microondas. Calentamos la nata en el microondas hasta que comience a hervir y vertemos la nata encima del chocolate blanco. Dejamos reposar un minuto y, a continuación, mezclamos bien hasta que todo el chocolate esté derretido. Si quedaran trocitos de chocolate sin derretir, podemos poner 15-20 en el microondas para terminar de integrar la mezcla. A continuación, añadimos el sabor elegido. Mezclamos bien y cubrimos el relleno con un film y dejamos enfriar en la nevera como mínimo 2 horas.

Para obtener los mejores resultados, atemperaremos el chocolate. Ponemos 125 gr. de chocolate negro en un bol apto para microondas. Lo calentamos a baja potencia en intervalos de 30 segundos, removiendo bien cada vez. Si tenemos un termómetro para chocolate, la temperatura ideal para dejar de calentar es cuando el chocolate ha llegado a 45ºC. Si no tenemos a mano un termómetro, dejamos de calentar cuando veamos que queda muy poco chocolate por derretir. Terminamos de derretir el chocolate que quede en el bol mezclando vigorosamente. A continuación, añadiremos poco a poco el chocolate que hemos reservado y mezclaremos vigorosamente. Seguiremos mezclando hasta que el chocolate llegue a una temperatura de 32º C. Retiramos cualquier trocito de chocolate que no se haya derretido y ya tenemos el chocolate preparado para ponerlo en nuestro molde.

Vertemos el chocolate en uno de nuestros biberones y ponemos un poco en cada cavidad de nuestros moldes. Utilizamos un pincel o una cuchara pequeña para asegurarnos de cubrir todas las paredes del molde. Otra forma de hacerlo es rellenar todas las cavidades con chocolate, esperar 10 segundos y darle la vuelta al molde para retirar el chocolate sobrante. Es muy importante asegurarnos de que no queden burbujas de aire o pequeños agujeros sin recubrir. Para evitarlo, golpeamos suavemente el molde contra la mesa y cubrimos cualquier agujero que aparezca con un poco más de chocolate. Cuando estemos satisfechos con nuestra base de chocolate, limpiamos el molde con la espátula y lo ponemos unos minutos en el congelador o media hora en la nevera para que el chocolate se solidifique.

Cuando la base ya esté sólida, podemos añadir el relleno. Dependiendo de la consistencia del mismo, utilizaremos un biberón o una cucharilla para poner el relleno sin llegar a la parte superior del molde. Debemos dejar mínimo unos 2mm para poder sellar el bombón. Volvemos a colocar el  molde en la nevera o congelador unos minutos.

Repetimos el atemperado del chocolate restante y cubrir con este chocolate las cavidades del molde hasta la parte superior. Golpear suavemente el molde contra la mesa para eliminar cualquier burbuja de aire atrapada en el molde. Con la espátula, retirar cuidadosamente el exceso de chocolate y poner el molde en la nevera o congelador hasta que el chocolate esté completamente frío y sólido.

Dar la vuelta al molde y golpear contra la mesa para sacar los bombones del molde. Si tenemos problemas para desmoldarlos, podemos ponerlos un poco más de tiempo en la nevera.

Si queremos darle un toque de un color contrastante por la parte superior, podemos derretir chocolate blanco o Candy Melts de colores en el microondas (en un biberón) y hacer un diseño en espiral sobre los bombones.

Para presentarlos o regalar, podemos colocar los bombones sobre cápsulas para mini cupcakes y en una cajita.

Notas:

Podemos utilizar cualquier tipo de relleno para los bombones, desde ganache, como en este caso, hasta frutos secos, mantequilla de cacahuete, dulce de leche, caramelo, mermeladas, etc.

MÁS IDEAS PARA SAN VALENTÍN : CUPCAKES DE CHOCOLATE NEGRO Y FRAMBUESA

Hace unos días os compartimos una idea para hacer un bizcocho para celebrar San Valentín muy fácil de hacer, ya que se elabora con preparados. Esta vez, os compartimos una idea para elaborar cupcakes de chocolate negro recubiertos por una maravillosa buttercream de frambuesas.

Siempre hemos asociado el chocolate a San Valentín... cajas de bombones, chocolatinas decoradas, pastel de chocolate, etc. Y esta vez os traemos una propuesta de cupcakes de chocolate con ingredientes un tanto curiosos (bicarbonato de soda, vinagre)... pero que hacen que el resultado final quede espectacular. 
Y no hay mejor forma de complementar un esponjoso cupcake de chocolate que con una deliciosa crema de frambuesas. Para elaborar la crema, os damos dos opciones: elaborar la crema de mantequilla directamente con azúcar glass sabor a frambuesas (Azúcar Glass Sugar & Crumbs Raspberry Ripple) o podemos añadir a la crema de mantequilla tradicional unas cucharadas de la pasta de frambuesas de Home Chef. Os daremos las recetas para las dos opciones más adelante.

Cupcakes de chocolate negro con buttercream de frambuesas

Ingredientes (para 12 cupcakes):
200 gr. de azúcar
25 gr. de cacao en polvo
5 gr. de bicarbonato de soda
3 gr. (una pizca) de sal
235 ml. de café (o 235 ml. de agua tibia mezclada con 1 cucharadita y media de café soluble)
15 ml. de vinagre de manzana
10 gr. de pasta o extracto de vainilla
90 ml. de aceite vegetal (de maíz o de oliva suave)
Buttercream de frambuesas
12 frambuesas
12 hojas de menta

Preparación:
Precalentar el horno a 180ºC. Colocar las cápsulas elegidas en una bandeja para cupcakes.
Preparar las decoraciones de chocolate. Colocamos una hoja de papel para hornear o papel guitarra sobre una bandeja para hornear galletas. En un bol apto para microondas, poner el chocolate negro y derretir (a baja potencia) en intervalos de 30 segundos, mezclando bien el chocolate entre cada intervalo. Cuando esté derretido, dejamos que se enfríe un poco y vertemos el chocolate en un biberón y dibuje corazones sobre el papel de horno. No nos olvidemos de dibujar en el extremo inferior del corazón un pequeño palito que nos servirá para insertar el corazón en el buttercream. Colocamos la bandeja en la nevera y dejaremos que las decoraciones se enfríen completamente.
Mientras tanto, en un bol grande mezclar el harina, cacao, azúcar, bicarbonato de soda y sal hasta que esté bien integrado y no hayan grumos.
En un recipiente separado, mezclamos el café, vinagre, extracto de vainilla y aceite.
Verter los ingredientes húmedos en el bol de los ingredientes secos y mezclar suavemente con un batidor de mano hasta que los ingredientes estén combinados. La mezcla debe quedar bastante líquida y un poco grumosa.
Poner la mezcla en las cápsulas preparadas, llenándolas hasta la mitad o tres cuartas partes de la cápsula. Colocar en el horno precalentado y hornear de 18-20 minutos o hasta que al pincharlas con un palillo, este salga limpio.
Sacar los cupcakes del horno y dejarlos enfriar 5 minutos en la bandeja de cupcakes. Desmoldar y dejar enfriar completamente sobre una rejilla.
Mientras los cupcakes se enfrían, procederemos a preparar la buttercream de frambuesas. Como os hemos comentado anteriormente, os dejamos dos opciones para hacerlo.
Opción 1: Batir 300 gr. de mantequilla sin sal suavizada hasta que esté esponjosa. Añadimos 500 gr. de azúcar glass sabor frambuesa (Raspberry Ripple) y 1 cucharada de leche. Batimos bien hasta que la mezcla esté suave y cremosa y añadimos unas gotas de colorante fucsia o rojo para darle color.
Opción 2: Batir 170 gr. de mantequilla sin sal suavizada hasta que esté esponjosa. Añadiremos 120 gr. de azúcar glass y 3 cucharadas de pasta de frambuesas HomeChef y 1 cucharadita de extracto de vainilla. Batimos bien. Añadimos 240 gr. más de azúcar glass y batimos hasta que la mezcla esté suave y cremosa. Si lo deseamos, podemos añadir unas gotas de colorante fucsia o rojo para intensificar el color de la crema.

Decorar con la buttercream de frambuesas, las frambuesas y hojas de menta y los corazones de chocolate, y listos para servir! 





MAMAMUFFINS SHOP - TIENDA DE REPOSTERÍA


TODO PARA TUS TARTAS, CUPCAKES, GALLETAS Y CAKE POPS
TIENDA DE REPOSTERÍA, A TU SERVICIO DESDE 2010.

IDEAS PARA SORPRENDER EN SAN VALENTÍN : BROWNIE CON CORAZÓN

Se acerca San Valentín (el Día de los Enamorados) y os iremos compartiendo algunas ideas interesantes para sorprender a vuestra pareja.

Empezaremos con este brownie de chocolate con sorpresa en el interior. ¿A que queda muy bonito? Y es muy sencillo de hacer. A continuación os decimos cómo...



Ingredientes:

Para el bizcocho de fresa:
5 huevos (aprox. 250 gr.)
250 gr. de mantequilla
2 cucharadas de pasta de fresa Home Chef



Para el brownie:
3 huevos (aprox. 160 gr.)
70 gr. de mantequilla
135 ml. de agua


Para la crema de mantequilla:
300 gr. de mantequilla sin sal
unas gotas de colorante rosa Wilton



Preparación:

Preparamos la mezcla para cupcakes según las indicaciones del paquete. Añadimos las dos cucharadas de pasta de fresa y, si queremos que quede más rosa, unas gotas de colorante rosa. Ponemos la mezcla en una manga pastelera. Recubrimos una bandeja para galletas o brazo gitano con papel para hornear y lo rociamos con spray desmoldante. Cortar la manga pastelera por el extremo más angosto y verter la masa sobre la bandeja preparada, como se muestra en la imagen. Hornear a 180ºC por 9-11 minutos o hasta que al pincharlo con un palillo, salga limpio. Si os sobra masa, podéis utilizarla para hacer unos cupcakes :)




Dejar enfriar 10 minutos y después cubrirlo y refrigerar una hora apróximadamente.

Mientras tanto, prepararemos la mezcla de brownies, según las instrucciones del paquete. Como molde, utilizaremos un molde para plumcake. Recubrimos el molde con papel para hornear y lo rociamos con spray desmoldante. Ponemos una capa de 2cm apróximadamente de mezcla dentro del molde preparado.





Con ayuda de un cortante para galletas con forma de corazón, cortaremos el bizcocho de fresa, según se muestra en la imagen.


Colocar los corazones de bizcocho en el centro del molde de plumcake y llenar todo el largo del molde como se muestra en la imagen. Verter por encima la masa para brownies que nos ha sobrado para cubrir los corazones por completo.



Hornear el brownie por unos 40-45 minutos o hasta que al pincharlo con un palillo, este salga limpio. Dejar enfriar completamente. 

Para hacer el buttercream, batimos la mantequilla hasta que esté suave. Añadimos el azúcar glass y 1 cucharada de leche. Batimos todo bien hasta que se forme una crema suave. Si queréis, podéis añadir unas gotas de colorante rosa para darle un color más especial. Recubrimos el brownie con la crema de mantequilla y lo decoramos con sprinkles de colores.

Y voilà... Ya tenéis listo el bizcocho perfecto para celebrar San Valentín. Sólo queda disfrutar de las exclamasiones de asombro de vuestra pareja o familia al ver la sorpresa que esconde el interior del pastel.



Idea original: MomLovesBaking

¡¡ Recibe las actualizaciones y novedades en tu email !!

Síguenos en Blogger

BLOGS QUE MERECEN MUCHO TU ATENCIÓN: