RECETA PARA BOMBONES CASEROS RELLENOS


Qué regalo podría ser más especial para la persona que más amas que unos chocolates rellenos hechos por vosotr@s mism@s. No se necesitan muchos ingredientes y es más fácil de lo que os pensáis. Así que... ánimos! Vamos a intentarlo.

Necesitaremos moldes para chocolate o bombones. Estos moldes pueden ser de plástico rígido o de silicona y vienen en infinidad de formas. Nosotros hemos optado por un molde clásico de plástico rígido, ya que es lo bastante profundo para aceptar cualquier tipo de relleno.

Es muy importante la calidad de los ingredientes que utilicemos. Mientras mejor sea la calidad del chocolate, mejores serán los resultados.

Receta y paso a paso para elaborar Chocolates Rellenos (aprox. 24 uds):

Ingredientes:

Para los chocolates:

100 gr. de chocolate blanco Napal o Candy Melts (para decorar)

Para el relleno:

150 ml. de nata vegetal
Unas gotas de aroma concentrado al gusto o 1 cucharadita de aroma en pasta al gusto


Preparación:

Lo primero que haremos será preparar el relleno, ya que debe enfriarse por lo menos 2 horas. Colocamos el chocolate en un bol apto para microondas. Calentamos la nata en el microondas hasta que comience a hervir y vertemos la nata encima del chocolate blanco. Dejamos reposar un minuto y, a continuación, mezclamos bien hasta que todo el chocolate esté derretido. Si quedaran trocitos de chocolate sin derretir, podemos poner 15-20 en el microondas para terminar de integrar la mezcla. A continuación, añadimos el sabor elegido. Mezclamos bien y cubrimos el relleno con un film y dejamos enfriar en la nevera como mínimo 2 horas.

Para obtener los mejores resultados, atemperaremos el chocolate. Ponemos 125 gr. de chocolate negro en un bol apto para microondas. Lo calentamos a baja potencia en intervalos de 30 segundos, removiendo bien cada vez. Si tenemos un termómetro para chocolate, la temperatura ideal para dejar de calentar es cuando el chocolate ha llegado a 45ºC. Si no tenemos a mano un termómetro, dejamos de calentar cuando veamos que queda muy poco chocolate por derretir. Terminamos de derretir el chocolate que quede en el bol mezclando vigorosamente. A continuación, añadiremos poco a poco el chocolate que hemos reservado y mezclaremos vigorosamente. Seguiremos mezclando hasta que el chocolate llegue a una temperatura de 32º C. Retiramos cualquier trocito de chocolate que no se haya derretido y ya tenemos el chocolate preparado para ponerlo en nuestro molde.

Vertemos el chocolate en uno de nuestros biberones y ponemos un poco en cada cavidad de nuestros moldes. Utilizamos un pincel o una cuchara pequeña para asegurarnos de cubrir todas las paredes del molde. Otra forma de hacerlo es rellenar todas las cavidades con chocolate, esperar 10 segundos y darle la vuelta al molde para retirar el chocolate sobrante. Es muy importante asegurarnos de que no queden burbujas de aire o pequeños agujeros sin recubrir. Para evitarlo, golpeamos suavemente el molde contra la mesa y cubrimos cualquier agujero que aparezca con un poco más de chocolate. Cuando estemos satisfechos con nuestra base de chocolate, limpiamos el molde con la espátula y lo ponemos unos minutos en el congelador o media hora en la nevera para que el chocolate se solidifique.

Cuando la base ya esté sólida, podemos añadir el relleno. Dependiendo de la consistencia del mismo, utilizaremos un biberón o una cucharilla para poner el relleno sin llegar a la parte superior del molde. Debemos dejar mínimo unos 2mm para poder sellar el bombón. Volvemos a colocar el  molde en la nevera o congelador unos minutos.

Repetimos el atemperado del chocolate restante y cubrir con este chocolate las cavidades del molde hasta la parte superior. Golpear suavemente el molde contra la mesa para eliminar cualquier burbuja de aire atrapada en el molde. Con la espátula, retirar cuidadosamente el exceso de chocolate y poner el molde en la nevera o congelador hasta que el chocolate esté completamente frío y sólido.

Dar la vuelta al molde y golpear contra la mesa para sacar los bombones del molde. Si tenemos problemas para desmoldarlos, podemos ponerlos un poco más de tiempo en la nevera.

Si queremos darle un toque de un color contrastante por la parte superior, podemos derretir chocolate blanco o Candy Melts de colores en el microondas (en un biberón) y hacer un diseño en espiral sobre los bombones.

Para presentarlos o regalar, podemos colocar los bombones sobre cápsulas para mini cupcakes y en una cajita.

Notas:

Podemos utilizar cualquier tipo de relleno para los bombones, desde ganache, como en este caso, hasta frutos secos, mantequilla de cacahuete, dulce de leche, caramelo, mermeladas, etc.

¡¡ Recibe las actualizaciones y novedades en tu email !!

Síguenos en Blogger

BLOGS QUE MERECEN MUCHO TU ATENCIÓN:

  • - Os presentamos algunos miembros de una de nuestras colonias, como podeis ver encantados de la visita de su cuidadora, curiosos como son ellos, vienen a sal...