7 TRUCOS PARA UN DRIP CAKE PERFECTO



Otra de las últimas tendencias en la repostería son los Drip Cakes. Estos pasteles los ha popularizado Katherine Sabbath, una Cake Designer australiana, famosa por sus diseños en colores neon.

Estas tartas pueden estar recubiertas con fondant, ganache o buttercream... estar totalmente cubiertas o con un aspecto “naked” (cubiertas parcialmente), pero lo que las hace tan especiales es que tienen un acabado de ganache de chocolate que parece que está literalmente desbordando de la parte superior de la tarta y cae en gotas por los lados. 

Este ganache puede ser de chocolate negro o, en el caso de los popularizados por Katherine Sabbath, de chocolate blanco teñido en colores vivos (cuanto más vivos, más espectacular será el resultado). Y por supuesto, sprinkles, sprinkles y más sprinkles y todo lo que puedas imaginarte en la parte superior del pastel.

Aunque ha nacido para romper todas las reglas, ella ha creado algunas. A continuación te ofrecemos los siete trucos imprescindibles que te asegurarán un perfecto Drip Cake, por Katherine Sabbath.




7 TRUCOS PARA UN DRIP CAKE PERFECTO, 
por Katherine Sabbath.


Truco Nº 1: Utiliza como base un Mud Cake

Los pasteles inclinados sólo son buenos si están hechos así deliberadamente. Los que se inclinan por accidente pueden ser una pesadilla, mientras esperas sin respirar a que las capas no se deslicen y el pastel se derrumbe. Para prevenir este desastre, utiliza como base un Mud Cake. 

Sí, has leído correctamente. Un Mud Cake es un pastel de origen australiano que es mucho más denso que un pastel normal, por lo que las capas suben de forma uniforme. La textura es parecida a la de un brownie, aunque si no os gusta el chocolate – o quieres experimentar con colores en la masa – puedes hornear un Mud Cake de chocolate blanco o caramelo. 




Truco Nº 2: Prepara todo con anticipación 

Tener prisa o estar pendiente de otras cosas causa la mayoría de problemas con los bizcochos. “Si quiero estar en otro sitio, probablemente sacaré el bizcocho del molde antes de que se enfríe del todo y probablemente el bizcocho se romperá porque la mantequilla no se ha endurecido”, nos comenta Katherine. 

Para asegurarse de tener suficiente tiempo para “literalmente” jugar con su comida, Katherine recomienda hornear las capas de bizcocho unos días antes, envolverlas en film transparente y congelarlas. Los Mud Cakes pueden conservarse hasta 6 meses en el congelador y las cremas de mantequilla pueden hacerse con antelación e incluso congelarse. Únicamente debe descongelarlas hasta que estén a temperatura ambiente y volverlas a batir para utilizarlas en los rellenos. 



Truco Nº 3: Recurra a su infancia para las ideas


¿De dónde sacó Katherine la inspiración de ese ganache fluorescente que resbala por los lados de sus bizcochos? Katherine se inspiró en sus libros favoritos “Gossebumps” (Pesadillas) – y en el deseo de ahogar cualquier cosa comestible en ganache (¿y a quién no le apetece eso?). 



Truco Nº 4: Respetar los tiempos del ganache


Antes de hacer el ganache, ponga el bizcocho – únicamente con el relleno si quiere conseguir un “look” rústico o recubierto con crema o fondant si quiere una apariencia más pulida – en la nevera. Un pastel frío es esencial para evitar que el ganache se resbale por todo el pastel hasta llegar al final y se convierta en un desastre. 

Katherine utiliza una mezcla de nata y chocolate (negro o blanco) en la proporción de 50-50. Ella recomienda que la nata esté hirviendo antes de añadir gradualmente el chocolate. Para crear el ganache de colores, utilice chocolate blanco y un colorante en gel o colorante para chocolate. Si utiliza el colorante en gel, póngalo en la nata antes de añadir el chocolate para evitar que afecte la consistencia del ganache. 



Truco Nº 5: Haz que llueva, pero no que diluvie 


Aunque parezca que se haya vertido el ganache desde un cáliz divino, el truco, según Katherine, es utilizar una cuchara. Deje reposar el ganache durante unos 10 minutos para espesarlo y que sea más fácil de trabajar. A continuación, con una cuchara, verter poco a poco el ganache por los lados del pastel. Una vez se ha terminado todo el perímetro del pastel, se rellena el centro de la parte superior. 



Truco Nº 6: No te pongas límites en los Toppers del pastel


Utiliza lo que tengas a mano – palitos cubiertos de chocolate, merengues, macarons, sprinkles, piruletas, nubes, algodón de azúcar, bombones, fruta fresca – para decorar la parte superior del pastel. Estas decoraciones ya son bonitas, por lo que no es necesario ser Miguel Angel para crear una tarta artística. Otro truco favorito de Katherine es utilizar chocolate recubierto en sprinkles (candy bark en trozos para crear diseños geométricos y montañas azucaradas sobre los pasteles. 




Truco Nº 7: Busca inspiración en varios diseñadores que te gusten

Katherine normalmente recurre a otros miembros de la comunidad repostera para buscar inspiración, experimentar con trucos y probar nuevas técnicas. Algunos de sus diseñadores favoritos son Bakerella, My Cupcake Addiction, Raspberri Cupcakes, Coco Cake Land, Rosanna Pansino y The Cake Blog.






Fotos y fuente original: Katherine Sabbath.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Deja un mensaje, los blogs se alimentan de comentarios... Gracias!

¡¡ Recibe las actualizaciones y novedades en tu email !!

Síguenos en Blogger

BLOGS QUE MERECEN MUCHO TU ATENCIÓN: